Imprimir

Ratifican compromiso por la seguridad alimentaria de México

  • El convenio permite operar uno de los proyectos de investigación más importantes paradesarrollar la productividad del maíz y del trigo de cara a retos globales: SAGARPA
  • Invertir en investigación agropecuaria es hacerlo por la producción y el desarrollo del campo mexicano: CNC

Texcoco, Estado de México, 14 de abril de 2015.- La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) refrendaron el convenio del programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro) que implementa estrategias de investigación y desarrollo de capacidades para la intensificación sustentable de los sistemas de producción de maíz y trigo en México.

El acuerdo que establece las metas que MasAgro deberá alcanzar en 2015, el quinto año de ejecución del programa, se firmó el jueves pasado en la Ceremonia de Clausura del Centenario del Natalicio del Dr. Norman Borlaug y Celebración en México de los Premios Mundial de Alimentación y Borlaug de Campo 2014, en la sede mundial del organismo internacional en Texcoco, Estado de México.

Al ratificar la inversión del gobierno de México en MasAgro, el Titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez subrayó que el convenio permite operar uno de los proyectos de investigación más importantes de la dependencia que hace posible desarrollar la productividad del maíz y del trigo de cara a retos globales como el crecimiento poblacional y el cambio climático. El Secretario federal indicó, además, que el CIMMYT es el encargado de llevar los conocimientos y tecnologías que se desarrollan en México a un mayor número de productores en el país mediante sus redes de innovación y desarrollo.

La institución responsable de coordinar las actividades de MasAgro recibió el respaldo del Senador Manuel Cota, Presidente de la Comisión de Agricultura del Senado, quien se refirió al programa como un nuevo modelo de extensionismo basado en el desarrollo de tecnologías sostenibles y de capacidades productivas. “Estamos convencidos de que invertir en investigación agropecuaria es hacerlo por la producción y el desarrollo del campo mexicano”, puntualizó Cota quien también es Presidente de la Confederación Nacional Campesina.

Al hablar sobre el legado del Dr. Norman Borlaug, el investigador más distinguido de CIMMYT que ganó el Premio Nobel de la Paz en 1970 por combatir el hambre y salvar millones de vidas en el sureste asiático, Jeanie Borlaug aseguró que su padre seguiría luchando por evitar que la ciencia esquive a los pequeños productores de escasos recursos que viven en los países en desarrollo para quienes las tecnologías agrícolas modernas pueden hacer la diferencia entre el hambre y la alimentación.

Sobre este punto, Bram Govaerts, Director Asociado del Programa Global de Agricultura de Conservación de CIMMYT y ganador del Premio Borlaug de Campo 2014, informó que MasAgro les ha permitido llevar el resultado de la ciencia más avanzada a más de 440 mil hectáreas en México para incrementar el rendimiento, la rentabilidad y, en general, la calidad de vida de más de 200 mil productores. Con base en estos resultados, “No hay ninguna razón por la que México no pueda ser líder en investigación de trigo y maíz, no sólo de la región sino del mundo, para un desarrollo agrícola sostenible”, aseguró Govaerts quien también es líder de MasAgro en CIMMYT.

Se requiere inversión pública y privada para asumir ese liderazgo. Así lo consideró el Dr. Sanjaya Rajaram, Director Retirado del Programa Global de Trigo de CIMMYT y ganador del Premio Mundial de Alimentación 2014 por haber desarrollado más de 480 variedades de trigo que se siembran en 58 millones de hectáreas en 51 países del mundo. “Hoy tenemos la tecnología que necesitamos para superar los retos del cambio climático, la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible pero tenemos que adaptarla y transferirla a los sistemas de producción de los que depende nuestra alimentación y el futuro del planeta”, advirtió Rajaram.

Después de la ceremonia, la familia del Dr. Borlaug, los representantes del Ejecutivo y Legislativo, directores y científicos laureados de CIMMYT develaron una estatua del Dr. Borlaug en compañía de miembros del cuerpo diplomático acreditado en México, empresarios e investigadores del sector agropecuario nacional e internacional.

“Por 50 años México ha sido la cuna de la innovación agrícola global de CIMMYT”, recordó Thomas Lumpkin, Director General del organismo internacional. “Nuestro reto ahora es preguntarnos qué podemos conseguir juntos en los próximos 50 años”.

Contacto para prensa

Ricardo Curiel
Gerente de Comunicación en México
Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo
T. 5804-7544 ; r.curiel @ cgiar.org