Imprimir

29/09/2011 Investigadores de la UAM Xochimilco y del CIMMYT presentan en Australia los primeros resultados de investigación obtenidos en las plataformas experimentales de MasAgro en México

  • La investigación fue seleccionada por el comité del Congreso Mundial sobre Agricultura de Conservación, considerado el más importante foro científico en la materia.

  • Las plataformas experimentales de MasAgro ofrecen oportunidades de desarrollo para que científicos mexicanos puedan acceder a los principales centros y redes de investigación agrícola en el mundo.

  • La agricultura de conservación es considerada una de las estrategias de agricultura sustentable más eficientes para contrarrestar los efectos del cambio climático ya que reduce costos de producción, usa menos agua, incrementa el rendimiento de las cosechas y almacena carbono en el suelo

(Brisbane, Australia, 29 de septiembre de 2011) El trabajo de investigación de la Dra. Mariela Fuentes, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco, y de los doctores Nele Verhulst y Bram Govaerts, del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), desarrollado dentro del programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), fue seleccionado para presentarse en el Congreso Mundial sobre Agricultura de Conservación, considerado el foro científico más importante en la materia. La investigación se desarrolló en las plataformas experimentales MasAgro de la región Valles Altos, donde se prueban diversas tecnologías para aumentar la producción de maíz y de trigo en México en forma sustentable.

 El Quinto Congreso Mundial sobre Agricultura de Conservación, que este año se realizó en Brisbane, Australia, es un foro que reunió a expertos de todo el mundo entre el 26 y el 29 de septiembre, con el propósito de diseñar sistemas agrícolas más productivos, económicos y sustentables que permitan a la humanidad hacer frente a los efectos del crecimiento poblacional, la degradación ambiental y el cambio climático en la agricultura.

 La investigación de Fuentes, Govaerts y Verhulst, muestra los beneficios que obtienen los agricultores, en términos de producción y conservación del suelo, al eliminar el arado, mantener residuos de la cosecha anterior sobre el terreno y rotar cultivos, prácticas sustentables que promueve MasAgro a través de la estrategia Desarrollo Sustentable con el Productor.

 La Dra. Fuentes apuntó que la adopción de estos tres principios básicos de la agricultura de conservación ayuda a mantener el carbono “almacenado” en el suelo y a reducir, de esta manera, las emisiones de CO2 (gas de efecto invernadero) a la atmósfera. “Dejar el rastrojo en las parcelas, no mover el suelo y rotar cultivos, trigo un año y maíz al otro, contribuye a retener el carbono en el suelo y a evitar la emisión de gases a la atmósfera”, explica la investigadora. Fuentes señala además que “estas prácticas ayudan a mejorar la calidad del suelo y a que las plantas tengan más nutrientes disponibles para crecer”.

Por su parte, Govaerts se refirió a los resultados de experimentos que llevó a cabo con sus colegas del CIMMYT en parcelas del Estado de México, Puebla, Hidalgo y Tlaxcala, en donde las prácticas de agricultura de conservación ayudan a mejorar las condiciones del terreno, a mantener estable el rendimiento de las cosechas y a reducir en forma significativa el impacto negativo que la producción agrícola tiene en el ecosistema.

 El encargado de la estrategia Desarrollo Sustentable con el Productor de MasAgro sostiene que “los resultados de la plataforma Valles Altos demostraron que el potencial de calentamiento global neto se reduce con la agricultura de conservación debido al almacenamiento de carbono en el suelo, lo que disminuye las emisiones de CO2, y por el ahorro de combustible que genera la eliminación de la labranza”. En contraste, “las prácticas agrícolas convencionales contribuyen con casi dos toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera por hectárea cosechada al año”, concluye Govaerts.

 La Directora Ejecutiva de MasAgro, Karen García, destaca que esta primera presentación conjunta de resultados obtenidos en las plataformas experimentales de MasAgro es una muestra más de la naturaleza colaborativa del programa, de las oportunidades de desarrollo que ofrece a investigadores mexicanos, y de la importancia de mantener una estrecha vinculación con los principales centros y redes internacionales de investigación agrícola.

Acerca del CIMMYT
El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (www.cimmyt.org) es un organismo de entrenamiento e investigación sin fines de lucro con socios en más de 100 países. El Centro trabaja para incrementar en forma sostenible la productividad de los sistemas de maíz y trigo para garantizar así la seguridad alimentaria global y reducir la pobreza. Los productos y servicios de CIMMYT incluyen variedades mejoradas y sistemas de producción de maíz y trigo, la conservación de los recursos genéticos de ambos cultivos, y el desarrollo de capacidades. CIMMYT pertenece y recibe fondos del Grupo Consultivo Internacional de Investigación Agrícola (CGIAR, por sus siglas en inglés, www.cgiar.org) y también recibe apoyo de distintos gobiernos, fundaciones, banca de desarrollo, y de otros organismos públicos y privados.

 Para mayor información favor de ponerse en contacto con:

Ricardo Curiel
Líder de Comunicaciones para México
CIMMYT
Tel: (55) 5804 7544
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Brenda Alinne Castillo
Estrategias Digitales de la Coordinación General de
Comunicación Social de SAGARPA
Tel: (55) 3871 1000 ext. 33071
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.